Las conversaciones en la empresa necesitan pasar de enfocarse en lo que “está mal” o “está bien”, a “lo que es posible”. Sin imponer de entrada una visión, sino compartir acciones que nos lleven a nuevas conexiones y relaciones.

 Cuando el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, abrió su club de lectura, escogió el libro del venezolano Moisés Naim titulado, El fin del poder. Con esto hizo viral una tesis: “en el siglo XXI, el poder es más fácil de conseguir, más difícil de usar…y más fácil de perder.”

Hoy los depositarios tradicionales del poder -políticos, empresarios o líderes comunitarios- son cada vez más retados por el éxito de grupos que antes no eran tomados en cuenta.

El reto del poder

El constante reto del poder produce una gran inestabilidad. Naim sugiere que, en este modelo, donde los actores se sienten cada vez más relegados o marginados,  cuentan con poder real para vetar las iniciativas. A través de elecciones, protestas, movimientos de opinión…  es muy fácil destruir, pero no es tan fácil crear algo mejor. Esta es la receta para el estancamiento, la anarquía o ambas cosas.

Lograr el avance de los asuntos, con el ritmo necesario para lograr los resultados deseados, cada vez es más difícil para las organizaciones. Los individuos y comunidades tienden a cuestionar la autoridad y las intenciones de quienes los dirigen.

La dirección productiva

En este ambiente, explicar, presentar descargos, persuadir o informar, no es suficiente para influir y lograr que los asuntos tomen una dirección productiva. Tampoco lo es el resarcimiento económico, que puede comprarnos algo de tiempo. Las personas movilizadas solo por las emociones afectadas, muestran un ánimo más destructivo que reivindicativo.

Tratar de convencerlos de los efectos negativos de destruir, resulta contraproducente. Incluso para ellos mismos carece de sentido y es refutado con faciliad, sea por medio de pruebas contundentes o por noticias falsas -“fake news”-  que muchos están listos a abrazar como verdades. Por eso, la visión estratégica que trata de imponer alguna visión racional alrededor de los asuntos, resulta hoy poco efectiva.

Posibilidades, NO confrontación de realidades  

La propuesta es elevar las conversaciones en la empresa centradas en la confrontación de realidades, y enfocarlas en la discusión de posibilidades, por medio de interacciones trascendentes o transformacionales.

En términos más simples, es pasar de la conversación sobre lo que “está mal” o “está bien”, a la conversación sobre “lo que es posible”. Sin imponer de entrada una visión, sino compartir acciones que nos lleven a nuevas conexiones y relaciones.

Los 4 puntos que necesitamos cambiar en las conversaciones en la empresa:

  1. Ser más abiertos para reconsiderar nuestras premisas.
  2. Permitir la entrada de nuevas ideas para cambiar lo que nos limita.
  3. Alcanzar nuevas conexiones alrededor de los actores y del ecosistema.
  4. Lograr la Intervención Avanzada para dilucidar nuevas perspectivas.

Cómo lograr la Intervención Avanzada

  • Enfoque basado en la acción.
  • Trabajo en lo que nos une como grupo y deseamos alcanzar.
  • No dar toda la exclusividad al negocio, sus objetivos y planes para lograrlo.
  • Combinar el crecimiento económico de la organización, con el crecimiento personal de sus integrantes.

Por: Rafael Pedraza –  Miembro de la plataforma CLIC Mentors.

Ex Presidente y CEO  de Burson- Marsteller. Consultor de: McDonalds, Unilever, Motorola, Ford, Renault, IBM y SAP –  VP de Estrategia de NewLink. Profesor de Comunicación Institucional, Universidad Católica Andrés Bello.


Si deseas recibir más claves y herramientas como esta, para tu desarrollo personal y profesional, no olvides suscribirte. Te invitamos a conocer nuestros mentores destacados y sus conferencias en clicmentors.com

Hagamos CLIC!

Hagamos CLIC!

SUSCRÍBETE AQUÍ para recibir las claves y herramientas que han llevado a los expertos al éxito profesional y el crecimiento personal.

Bienvenido, ya eres parte de CLIC!

¡HAGAMOS CLIC!

¡HAGAMOS CLIC!

Suscríbete aquí para recibir claves y herramientas.

Las mejores prácticas y el conocimiento de los expertos, sin ningún costo en tu correo electrónico.

¡Te has suscrito de forma exitosa!